ÁCIDO LÁCTICO ENEMIGO Nº1

Quien no a experimentado el severo dolor en las piernas que se produce al final de una escalada rápida o un sprint total. Este dolor es causado por la acumulación del temido ácido láctico en los músculos.

¿Qué es el ácido láctico?

El ácido láctico es el producto final del metabolismo anaeróbico, que ocurre cuando no hay suficiente oxígeno para producir la energía (ATP) requerida por el ejercicio.

depositphotos_114686448-stock-illustration-c3h6o3-lactic-acid-molecule

El glucógeno almacenado en las células musculares es el único combustible utilizado para el trabajo anaeróbico. Se descompone en glucosa, luego en piruvato y finalmente en ácido láctico cuando no hay suficiente oxígeno presente en las células musculares.

Todo este proceso es debido a la falta de oxígeno, el resultado es un dolor muscular. Por otro lado, un suministro suficiente de oxígeno permitiria quemar un poco de ácido láctico y que parte de el se conviertan nuevamente en glucógeno. Este es un proceso relativamente libre de dolor del metabolismo aeróbico.

Por lo tanto, un factor importante en la acumulación de ácido láctico es la intensidad del ejercicio. Aproximadamente al entrar en el 75 al 85 por ciento de la capacidad aeróbica de un ciclista, es cuando la producción de ácido láctico comienza a aumentar en proporción directa al trabajo. Cuando se alcanza un nivel de trabajo muy alto o máximo, la producción de ácido láctico se vuelve constante.

Por qué ese dolor tan intenso

A niveles altos de ácido láctico, se inhibe la contracción muscular. Esto sucede porque las proteínas en las células musculares pueden funcionar solo dentro de un cierto rango de acidez. El exceso de ácido láctico simplemente apaga las reacciones celulares. El resultado es una fatiga muscular aguda. Por lo tanto, o  detenemos el ejercicio o reducimos la intensidad.

image-copy.jpg

Durante el ejercicio y durante un tiempo después, el ácido láctico escapa de los músculos a la sangre. Se han encontrado cantidades tan altas como 20 veces el nivel de reposo después del trabajo anaeróbico extremo.

Se sabe que el hígado está involucrado en la eliminación de un poco de ácido láctico de la sangre. El hígado transforma el ácido láctico en glucosa, que se almacena como glucógeno o se envía como azúcar en la sangre. A través de otro proceso complicado, el ácido láctico se usa como combustible en ciertas células cardíacas y musculares.

ciclista_piernas

Siempre que termines un entrenamiento intenso o una salida larga y de alto trabajo, sigue pedaleando después a ritmo suave y con baja carga. El ácido láctico se elimina más rápidamente de los músculos y se resintetiza con ejercicios ligeros que con el descanso.

¿Se puede combatir de alguna manera?

Un buen entrenamiento puede hacer que tus músculos produzcan menos ácido láctico.

Cuando tu capacidad aeróbica aumenta con el entrenamiento, produce menos ácido láctico que cuando no está entrenado. Tu sistema aeróbico puede manejar mejor el precursor del ácido láctico, el piruvato.

También estarás en mejores condiciones para quemar grasa como combustible, un proceso que no produce ácido láctico directamente. Durante los esfuerzos máximos, también podrás resistir niveles más altos de ácido láctico en el músculo, antes de que comiencen a fatigarse.

Fuente: El Dr. Burke es autor de 17 libros sobre fitness, entrenamiento y fisiología, incluido el best-seller Optimal Muscle Recovery.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: